on viernes, 23 de octubre de 2009
A cuatro minutos de que llegue un sábado más. Hace calor, y mañana temprano tengo que hacerme unos análisis de sangre. Espero a que llegue mi invitación para Google Wave, pero no creo que llegue hasta mañana. He estado pensando y lo del paseo suena cada vez mejor. Ya es hora de dedicarme unos cuantos momentos de calidad conmigo mismo. El cansancio empieza a manifestarse y me dice que pronto tendré que dormir, pero todavía no quiero. Tengo un poco de hambre de esa que conocen los que viven de noche, y espero que el refrigerador no me decepcione. Miles de imágenes y recuerdos pasan por mi mente, recientes y añejos, contándome una historia que ya conozco, y que no me canso de recordar. Y cuando todo ésto pasa y no queda más, sólo queda una idea de la que no me puedo deshacer, y es lo que me dice que tengo que apurarme a curar mis heridas.

I think I'm fucked up.

1 comentario:

Daniel dijo...

esas hambres de noche, xD

Publicar un comentario